Los peces, la casa